ENVÍO GRATUITO A TODA EUROPA CON PEDIDOS SUPERIORES A 50€

CBD para el tratamiento de la ansiedad

Revisado médicamente por Eloise Theisen. Escrito por Jamie Eske en agosto de 2020

Woman meditating on mountain cliff above the clouds. Alone travel healthy lifestyle. Healthy life Concept.

El cannabidiol (CBD) es uno de los varios cannabinoides que se encuentran en la planta Cannabis sativa. Es un compuesto no psicoactivo que puede ayudar a tratar la ansiedad y varias otras afecciones.

Los trastornos de ansiedad son las condiciones de salud mental más prominentes en todo el mundo, que afectan a un elevado número de personas adultas.

¿Qué es el CBD?

El CBD puede ser un tratamiento eficaz para numerosos tipos de trastornos de ansiedad.

El cannabidiol (CBD) es uno de los cannabinoides más investigados de la planta Cannabis sativa.  El otro cannabinoide bien conocido es el tetrahidrocannabinol (THC). Junto con el CBD y el THC, la planta Cannabis sativa contiene más de 540 compuestos químicos naturales.

Los cannabinoides, incluidos el CBD y el THC, se unen a receptores cannabinoides especiales en el cerebro. Mientras el THC produce la famosa sensación de “subidón” al ser psicoactivo, el CBD no produce este efecto. En cambio, ofrece una gran variedad de beneficios potenciales para la salud.

Una investigación actual publicada en 2021 en Stat Pearls (ver fuente) sugiere que el CBD tiene poderosos efectos farmacológicos. Muchos científicos e investigadores saben que el CBD tiene propiedades antiinflamatorias beneficiosas. Funciona bloqueando ciertas enzimas que desencadenan la inflamación en el cuerpo.

Una revisión sistemática publicada en 2020 en CNS Drugs (ver fuente) encontró  que el tratamiento con CBD redujo las convulsiones en personas con síndrome de Dravet, un trastorno convulsivo resistente a los medicamentos.

La creciente legalización del cannabis medicinal en los Estados Unidos y Europa ha llevado a muchos científicos a llevar a cabo estudios sobre los diversos usos terapéuticos de la planta del cannabis y el CBD.

Una pregunta importante entre los profesionales de la salud es si el CBD puede aliviar los trastornos de ansiedad.

Según un artículo en Dialogues of Clinical Neuroscience publicado en 2017 (ver fuente), Los trastornos de ansiedad se encuentran entre las afecciones psiquiátricas más comunes.

The National Institute of Mental Health (NIMH) (ver fuente) estima que el 19.1% de los adultos en los Estados Unidos experimentaron un trastorno de ansiedad en el último año.

Lo que dice la investigación

Según los autores de este artículo publicado en 2015 (ver fuente), El CBD interactúa con el receptor cannabinoide tipo 1 (CB1R), el receptor de serotonina5-HT 1A  y otros receptores en el cerebro que regulan el miedo y los comportamientos inducidos por la ansiedad.

Los autores de la revisión también encontraron evidencia preclínica y clínica que estableció el CBD como un tratamiento efectivo para numerosos tipos de trastornos de ansiedad, que incluyen:

  • trastorno de ansiedad generalizada (GAD)
  • trastorno de estrés postraumático (PTSD)
  • trastorno de pánico (PD)
  • trastorno obsesivo-compulsivo (OCD)
  • trastorno de ansiedad social (SAD)

En este estudio reciente publicado en 2020 (ver fuente), Los investigadores evaluaron los efectos del CBD en 397 adultos que viven en Nueva Zelanda. Los participantes del estudio recibieron recetas médicas de CBD para una variedad de dolencias, incluido el dolor no relacionado con el cáncer, los síntomas relacionados con el cáncer, los síntomas neurológicos y los síntomas de salud mental.

Todos los grupos informaron mejoras en su calidad de vida general después de 3 semanas de tratamiento con CBD. Según los informes, las personas que recibieron tratamiento con CBD para la ansiedad o la depresión experimentaron mejoras en su capacidad para realizar las funciones diarias y reducir el dolor y la ansiedad o los síntomas de depresión.

El 70% de los participantes del estudio informaron algún nivel de satisfacción con el tratamiento con CBD, que va de bueno a excelente. Solo el 9,9% de los participantes experimentaron efectos secundarios adversos, como sedación y sueños vívidos. Una porción aún menor de la población del estudio (0,8%) informó un empeoramiento de los síntomas.

En este estudio retrospectivo de 2019 (ver fuente), Los investigadores evaluaron los efectos del tratamiento con CBD en 72 adultos con ansiedad o problemas de sueño.

La mayoría de los participantes del estudio recibieron una cápsula de 25 miligramos de CBD una vez al día (mg/d). Algunos participantes recibieron 50 o 75 mg/d. Un individuo con antecedentes de trauma y trastorno esquizoafectivo recibió hasta 175 mg / d.

Después de los primeros 2 meses de tratamiento con CBD, el 78.1-79.2% de los participantes informaron mejoras en los síntomas de ansiedad. Sin embargo, el 15,3-19,5% de los participantes desarrollaron peores síntomas después del tratamiento con CBD.

Los autores de este articulo publicado en 2020 (ver fuente) se basaron en ocho estudios que investigaban el papel del CBD en el tratamiento de diversos trastornos de ansiedad.

Los autores encontraron evidencia para apoyar el uso de CBD como una monoterapia efectiva o terapia complementaria para tratar el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de ansiedad social y el trastorno de estrés postraumático.

Sin embargo, los estudios mostraron una variación considerable en las dosis de CBD, que oscilan entre 6 y 400 mg por dosis. Esta variación destaca la necesidad de más ensayos clínicos de alta calidad y a gran escala para ayudar a establecer pautas estandarizadas de dosificación y uso clínico para la terapia con CBD.

Modo de empleo

Como se mencionó anteriormente, los investigadores y los profesionales de la salud aún no han establecido recomendaciones de dosificación estandarizadas para la terapia con CBD.

En este estudio publicado en 2019 (ver fuente) los investigadores encontraron que 300-600 mg de CBD redujeron significativamente los síntomas de ansiedad en 57 hombres adultos.

La dosis que una persona toma para aliviar la ansiedad depende del producto de CBD y de cómo lo administre.

Los métodos de administración de CBD incluyen:

  • Gotas de aceite de CBD
  • Spray sublingual de aceite de CBD
  • Capsulas de aceite de CBD
  • Comestibles con CBD
  • Flores de cáñamo vaporizadas

El método de administración determina la rapidez con la que los cannabinoides comienzan a hacer efecto.

Los efectos del CBD administrado por vía oral, como aceites, comestibles o cápsulas, comienzan a funcionar en 30 minutos a 2 horas. Fumar o vapear aceite de CBD o cogollos de cannabis produce efectos más inmediatos.

Las personas pueden usar productos orales de CBD para aliviar la ansiedad durante todo el día. Puede ser útil tomar estos productos por la mañana con algo de comida.

Fumar o vapear aceite de CBD puede proporcionar una relajación inmediata que puede ayudar a las personas durante eventos especialmente estresantes, como dar un discurso.

Riesgos y efectos secundarios

Este articulo publicado en 2019 (ver fuente) confirmó que las personas que participaron en el estudio podían tolerar bien el CBD incluso en dosis tan altas como 1,500 mg/día. Los datos sobre la seguridad a largo plazo del CBD aún son limitados.  

Conclusiones

Un cuerpo de investigación en constante crecimiento sugiere que el CBD puede ayudar a aliviar la ansiedad, el cual es el trastorno de salud mental más común.

Las personas que actualmente usan medicamentos recetados o suplementos pueden consultar a un médico antes de usar CBD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Por qué elegir Royal Organics?

Cesta de la compra (0)

Carrito